Cristina Eiroá Santamaría

Hace unos meses nuestro Rincón, ese mundo que no es real, pero existe, se llenó de hadas, sólo pensamos en ellas y aparecieron. Ésta que acabo de terminar acabará su viaje dentro de unos meses en México haciéndole compañía a mi amiga Jeannet, pero antes tiene que andar un largo camino buscando a otras hermanas suyas.
Etiquetas: , edit post
Reacciones: 
3 Responses
  1. que alegria me ha dado el leerte ys entr la emocion que has tendio al recibir tantas cosas lindas...que van de lo angelical a lo de ultratumba pasando por lo fantasioso....
    ahora me da la curiosidad curiosetas de quien se comera la calaverita de caramelo, si tu o Don Lorenzo... y de saber quien te mando la otra campana.. pues la de la angelita esta gualdi robable... jijiji...
    y bueno.... las haditas se que llegan de una encantadora isla....
    y buenoo....
    a seguir cumpliendoooo muchos mas...


  2. Cristina Says:

    Noooooooooooo!!!!!!!!!!!!!! ¡¡¡Nada de comer ji,ji...! Las calaveritas quedan guardadas hasta el año que viene. Sí acertaste de dónde vienen las haditas porque tú también recibiste ji,ji... la otra campana shhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!! Es que no he preguntado si puedo decirlo.


  3. Jeannet Says:

    que linda mi haditaaaaa, la estoy esperando con mucha ilusion!!!!


Publicar un comentario