Cristina Eiroá Santamaría


Al fin fui más fuerte que el miedo y me atreví con el decoupage, creo que no es un mal resultado teniendo en cuenta que mi única ayuda ha sido una revista. También elegí empezar por “el más difícil todavía”, así soy yo, no me valía una bandejita, tenía que ser un cesto de mimbre ☺.
Etiquetas: , 7 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría

Cuando puse los adornos de Navidad fui consciente de la cantidad de cosas de Navidad que he ido bordando, sobre todo muñecos de nieve. Lo primero que bordé de este tema fueron los Reyes Magos de PM que convertí en mi primer cojín, porque ese mismo año había bordado un pesebre de JJ que sí enmarqué y como poner marcos es un intenso dolor para el bolsillo ya otro cuadro podía ser una quiebra económica.


Este año estoy poniendo las últimas cruces en el Christmas Stockings de Jannylyn que el año pasado se quedó en obras. Me atrajo tanto colorido y pensé que tendría poco trabajo y lo terminaría rápido, pero ¡nooooooo! Es de los que engañan, creí que jamás acabaría de dar puntadas. Lo que tengo en mente es también hacer un cojín, pero ¿será este año o al que viene?



Etiquetas: , , , 5 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría

Estos últimos quice días han llegado muchos sobres a casa, porque me he hecho algunos regalos y porque últimamente estamos muy activas las arriconadas. Esta vez se trataba de un intercambio de dedales y el mío llegó desde Oklahoma ¡gracias, Ana Raquel!

Acompañaba al dedal una tarjeta de ¡¡Mary Engelbreit!! La conocía gracias a otra buena amiga, Diana y desde que nos enseñó el cartel de bienvenida que había bordado con unas teteras de esta diseñadora, me enamoré de sus flores con forma de huevo frito. Así que Ana Raquel me has hecho doblemente feliz, porque he aumentado mi colección de dedales y porque la tarjeta me chifla.
Etiquetas: , , 3 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría

Por primera vez me ha apuntado a un intercambio de Halloween, y he tenido suerte porque como mi hada madrina vive en el D.F. méxicano me ha enviado un montón de cosas para que el año que viene pueda armar mi propio altar el Día de Difuntos: calaveras de caramelo, un monje con una botella de cerveza, un bolsito muy simpático con una Catrina monísima, papel picado, una especie de cartas con catrinas y refranes… y como toque “jodeweenesco” una muñequita medio calabaza, medio espantapájaros. Siento decir que el ataúd llegó roto, así que me perdí la diversión de tirar del cordón y que me asustara el muertito.


Además venía un detallazo, una campana en forma de angelito para mi colección, chicas, me ponéis colorada, gracias a vosotras voy a tener que buscar más espacio para mis campanitas, porque unos días antes de mi cumple me llegó esta otra campana, quien la mandó ya sabe la ilusión que me hizo.



En definitiva mandarle mil besos a Jeannet y a sus dos hombres porque entre los tres me habéis hecho feliz, si no, deberíais haberme visto ayer antes de irme a dormir, abriendo el paquete como si hubieran llegado los Reyes Magos.

Por cierto, también unos días antes de mi cumple recibí otro regalito que me puso más feliz que unas pascuas ¡¡gracias!!

Etiquetas: , 3 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría

Hace unos meses nuestro Rincón, ese mundo que no es real, pero existe, se llenó de hadas, sólo pensamos en ellas y aparecieron. Ésta que acabo de terminar acabará su viaje dentro de unos meses en México haciéndole compañía a mi amiga Jeannet, pero antes tiene que andar un largo camino buscando a otras hermanas suyas.
Etiquetas: , 3 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría

El Domingo conocimos a Yadira, la hija de una de las primas de Lorenzo. Es muy guapa, altísima, morena, con genio vivo.

Lo último que he bordado este cojín para celebrar que ha venido a este mundo a hacernos compañía.

Está hecho con el abecedario de AOY, que me gusta mucho porque no es estrictamente infantil, así que espero que cuando ya no sea tan niña siga gustádole. Tuve que cambiar la niña de la inicial y es que con la “Y” venía un niño, así que, en realidad esta es la niña de la “V”.
Etiquetas: 4 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría

El px me ha llevado a conocer unas amigas realmente hermosas por dentro (bueno, y por fuera ja,ja,ja…). Nos reunimos en un ciber-Rincón imaginario que hacemos cada día más real con muchas actividades. Una de ellas es un bordado simultáneo de tema hadas, que como yo digo es un bordado simultáneo “desimultaneado”, la mayoría de las participantes han elegido “Home Tweet Home” de Jeanette Crews, pero otras somos algo díscolas. Yo no hubiera sido capaz de empezar un nuevo bordado de hadas teniendo por terminar “El jardín de las hadas” de Helenè Tran desde hace años, así que mi propuesta para este simultáneo es terminarlo. ¿Lo conseguiré? De momento lleva días olvidado, he estado haciendo algo para una nueva prima, han llegado más hadas (de un BS), me voy unos días… Tendré que retomarlo pronto o volveré a olvidarme de por dónde voy en las alas de la última hada, que me está costando Dios y ayuda.

Etiquetas: , 3 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría


Sigo recordando mis comienzos en este mágico mundo y he aquí mi primer “bordado serio”.
El esquema lo saqué de una revista Ana, me gasté un dineral en madejas, pues no tenía ni una; la tela es un panamá beige que compraba en una mercería cerca de casa de mi madre. El caso es que lo bordé en 2001 y todavía sigue guardado en mi baúl de las telas, en principio iba a ser un cojín, pero nunca me he puesto manos a la obra.

Y este es mi primer cuadro y mi primer kit, aún lo pagué en pesetas. Es de la casa Dimensions y está lleno de fallos, pero eso sólo lo sé yo ji,ji,ji…

Etiquetas: , 3 comentarios | edit post
Reacciones: 
Cristina Eiroá Santamaría

Me gustaría tener lo primero que bordé, pero no recuerdo que pasó con aquel “cusicusi”. Eran unas mariposas bordadas en cañamazo con agujas de punta e hilo del que se usa para croché. No sabía absolutamente nada del punto de cruz, sólo que quería aprender, así que compré una revista que explicaba las puntadas y en la mercería me aconsejaron el cañamazo y las agujas de punta.
Las mariposas volaron, después poco a poco fui descubriendo las agujas sin punta, las madejas de hilo de seis cabos, el panamá, la tela aida… y lo primero que conservo es este entredós de pinochos que cosí a una toalla.
Etiquetas: , 4 comentarios | edit post
Reacciones: