Cristina Eiroá Santamaría

Por primera vez me ha apuntado a un intercambio de Halloween, y he tenido suerte porque como mi hada madrina vive en el D.F. méxicano me ha enviado un montón de cosas para que el año que viene pueda armar mi propio altar el Día de Difuntos: calaveras de caramelo, un monje con una botella de cerveza, un bolsito muy simpático con una Catrina monísima, papel picado, una especie de cartas con catrinas y refranes… y como toque “jodeweenesco” una muñequita medio calabaza, medio espantapájaros. Siento decir que el ataúd llegó roto, así que me perdí la diversión de tirar del cordón y que me asustara el muertito.


Además venía un detallazo, una campana en forma de angelito para mi colección, chicas, me ponéis colorada, gracias a vosotras voy a tener que buscar más espacio para mis campanitas, porque unos días antes de mi cumple me llegó esta otra campana, quien la mandó ya sabe la ilusión que me hizo.



En definitiva mandarle mil besos a Jeannet y a sus dos hombres porque entre los tres me habéis hecho feliz, si no, deberíais haberme visto ayer antes de irme a dormir, abriendo el paquete como si hubieran llegado los Reyes Magos.

Por cierto, también unos días antes de mi cumple recibí otro regalito que me puso más feliz que unas pascuas ¡¡gracias!!

Etiquetas: , edit post
Reacciones: 
3 Responses
  1. Por fin llego!! jaja no sabes como estábamos de preocupadas las dos jajaja q bueno q ya esta en tus manos y q te haya gustado..... yo lo vi antes q tu lero lero jajajajaja
    Besitos tqm


  2. Cristina Says:

    Vaya, así que tienes información privilegiada... ¡por eso te ganaste la preocupación! ja,ja,ja...


  3. Jeannet Says:

    jajajja, este no lo habia visto!! jejjeje
    Siiiii andabamos las dos de preocupetas, aparte que tuvimos que hacer malavares para empacar, jajjajajja

    me alegra que todo lo demas halla llegado bien!!

    Besitossss


Publicar un comentario